Búsqueda
MENÚ
Foto: A. Aragón/ECHO/2016

Protegiendo y educando a niños y niñas en Honduras

Publicado 14 Dic 2017

Nota original de European Civil Protection and Humanitarian Aid Operations.- Sin incluir las actuales zonas de guerra, Honduras es el país con la tasa más alta de homicidios en el mundo. El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) calcula 14 homicidios en cada uno de los días del 2016: una tasa de 60 asesinatos por 100 000 habitantes, en un país de menos de 9 millones de personas.

Las niñas, niños y mujeres son particularmente afectados por la violencia. Ellos se enfrentan al riesgo de asesinato, violencia sexual, desplazamiento forzado y restricciones severas a la movilidad en barrios controlados por grupos armados. Las necesidades humanitarias de estos grupos vulnerables son similares a las de un conflicto armado «convencional».

En cooperación con sus socios humanitarios, el Consejo Noruego para Refugiados – NRC y Save the Children, la Unión Europea dirige proyectos de Educación en Emergencias para brindar protección y educación a las niñas y niños afectados por la violencia urbana en Honduras.

Consulte nota original aquí.

Últimas Noticias

29 Oct 2019

Conoce nuestra APP para refugiados y migrantes

El Consejo Noruego para Refugiados (NRC), lanzó la aplicación IPI Conse con el fin de brindar consejos útiles y confiables a personas que han migrado hacía otros países.

30 Sep 2019

Centroamérica: el impacto de la violencia en el derecho a la vivienda

Acceder a una vivienda adecuada es un derecho internacional reconocido y es clave para el disfrute de otros derechos, sin embargo las personas que viven en medio de la violencia en países como Honduras, El Salvador y Guatemala ven limitadas sus posibilidades para ejercer sus derechos a una vivienda digna, a la tenencia de la tierra […]

24 Sep 2019

Secuestrado, deportado, desplazado y reunificado con su familia

“Huí de mi país y dejé a mi familia porque fui amenazado. Pedí ayuda en mi propio país y en los Estados Unidos, pero no fui escuchado. Fui deportado». Manuel caminó 3.500 km en busca de seguridad, solo para ser enviado de regreso a Honduras. Ahora, con la ayuda del Consejo Noruego para los Refugiados […]

Derechos Respetados y Personas Protegidas