Búsqueda
MENÚ
Foto: NRC/Daniel Sánchez

Candidatos: Sin educación rural, no habrá paz en Colombia.

Publicado 15 Jun 2018
No hay categorías

“El nuevo presidente electo de Colombia debe garantizar oportunidades educativas a niños, niñas y jóvenes rurales para que puedan escapar del ciclo de reclutamiento forzado y la violencia”, asegura el Consejo Noruego para Refugiados.

La última etapa de las eleciones presidenciales en Colombia comenzará el 17 de Junio.

“El nuevo presidente de los colombianos debe reconocer que la educación será fundamental para poner fin a la violencia” dice Christian Visnes, director de país para el Consejo Noruego para Refugiados (NRC) en Colombia.

Solo la mitad de los niños, niñas y jóvenes en áreas rurales que obtienen acceso a la educación van más allá de la escuela primaria. Esto significa solo cinco años de educación. Las principales razones son el desplazamiento forzado, la violencia, la interrupción del año escolar, la pobreza, las largas distancias entre las escuelas y sus hogares y la falta de profesores.

“Demasiados niños y niñas en Colombia no han estado en la escuela por años debido al conflicto. Lograr que estos niños y niñas regresen a la escuela será calve para asegurar la paz” dijo un profesor a NRC en un área rural de Tumaco en Colombia.

La desigualdad en la educación corresponde en gran medida a la división urbano-rural. Las áreas rurales han sido históricamente las más afectadas por el conflicto armado. Actualmente, hay una diferencia de tres años en los niveles de aprendizaje entre niños y niñas del mismo grado en las zonas urbanas y rurales. Los niños, niñas y jóvenes que carecen de educación, continúan siendo presa fácil para los grupos armados no estatales en las áreas de los departamentos de Chocó, Norte de Santander, Nariño o Putumayo. “El nuevo presidente de Colombia debería redoblar la inversión del Gobierno para garantizar la educación de las zonas rurales más afectadas por el conflicto; un Plan Marshall para educación rural es necesario” dice Visnes.

El acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP representa una oportunidad histórica para los 8,2 millones de víctimas del conflicto armado. La implementación de los acuerdos deberá crear una posibilidad única para que los niños, niñas y jóvenes rurales puedan finalmente superar la crisis del desplazamiento forzado y ser capaces de volver a la escuela.


Nota para editores

  • Director de País NRC –Christian Visnes – disponible para entrevistas en español, inglés y noruego.
  • El Consejo Noruego para Refugiados (NRC) es una organización de ayuda humanitaria que trabaja en 31 países.

Para más información, por favor contactar:
Bogotá │David García │ david.garcia@nrc.no │+57 3214957209
Oslo │Media hotline │ info@nrc.no +47 905 62 329

   Consulte el comunicado original en español o inglés

Últimas Noticias

12 Sep 2018

Crecer en uno de los barrios más peligrosos del mundo

Secuestros, extorsiones, vigilancia, violencia y desplazamiento forzado. Un barrio en Honduras está controlado por seis bandas criminales, que ahora están más allá del control del gobierno.

10 Jul 2018

Colombia: Ataques a instituciones obstaculizan el acceso a la educación

El miércoles 4 de julio, la escuela primaria de La Pacheca en la región colombiana de Catatumbo fue seriamente dañada por un ataque armado.

10 Ago 2018

Ambientes para la paz, vida digna y reconciliación

Ambientes para la Paz es una iniciativa exitosa para la protección del medio ambiente que promueve la reconciliación y reincorporación en territorios que han sido afectados por el conflicto armado y el impacto de la deforestación.

Derechos Respetados y Personas Protegidas