Búsqueda
MENÚ
A pesar de las dificultades y los peligros del viaje a México y los EE. UU., muchos hondureños siguen planeando irse nuevamente a pesar de que conocen las escasas posibilidades de llegar a los EE. UU. Foto: Unión Europea / ECHO / A. Aragón 2016

La crisis en Honduras genera una nueva caravana

Publicado 15 Ene 2019

Una nueva caravana que se dirige hacia México y los Estados Unidos saldrá de San Pedro Sula en Honduras, el martes 15 de enero.

“La gran cantidad de personas que se espera que se vayan de Centroamérica es un verdadero testimonio de la desesperada situación de niños, mujeres y hombres en esta región pobre y afectada por la violencia”, dijo el Secretario General del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Jan Egeland. “En lugar de hablar de una crisis en la frontera entre Estados Unidos y México, los norteamericanos deben despertar y abordar la verdadera crisis humanitaria en Centroamérica”.

La caminata hacia el norte será extremadamente peligrosa y agotadora para miles de familias de Honduras, El Salvador y Guatemala que se unirán a las caravanas planeadas para el 2019. Es probable que aumenten los obstáculos en el camino, ya que hay fatiga y frustración en las comunidades que han apoyado a los migrantes en los éxodos de los últimos años. Hay una creciente xenofobia tanto en los Estados Unidos, como en México; hay regulaciones cada vez más estrictas en cada país que queda en su camino.

“Los controles fronterizos, guardias o muros nunca detendrán a las personas que son perseguidas por la violencia de pandillas y huyen por temor a sus vidas. Los jóvenes que han perdido toda esperanza de un futuro mejor en América Central intentarán repetidamente alcanzar una vida mejor en los Estados Unidos, Canadá o México. Para enfrentar la crisis actual, las naciones estadounidenses más ricas deben entender su propio vecindario e invertir mucho más para brindar esperanza, seguridad y buen gobierno a las personas que actualmente no ven otra opción que huir”, dijo Egeland, quien visitó Honduras en diciembre.

“Habiendo hablado con muchas familias hondureñas desesperadas que han estado o estarán en las caravanas, estoy convencido de que las políticas actuales de los Estados Unidos a través de México y América Central solo profundizarán la crisis, la desesperación y el éxodo. La inversión en educación, medios de vida y prevención de la violencia son las mejores alternativas que la detención y la deportación a lugares donde podrán encontrar pobreza y violencia”, añadió.

Hay hondureños que lograron llegar a México en viajes anteriores y le informaron al personal del Consejo Noruego para Refugiados que fueron retenidos en refugios, obligados a firmar documentos de deportación y fueron deportados sin una audiencia justa de sus solicitudes de asilo. A pesar de las dificultades y los peligros, muchos todavía planean irse nuevamente a pesar de que conocen las escasas posibilidades de llegar a los EE. UU.

“Morir aquí o morir allí, no hace mucha diferencia. Al menos allí tengo una pequeña posibilidad de ver que mi vida mejora”, dijo una persona que planea irse nuevamente hacia el norte con la caravana.

“Si una pandilla te está extorsionando, si eres testigo de un crimen o si el crimen organizado se hace cargo de tu vecindario, es posible que no tengas otra opción que huir. Las personas solo se quedarán si están protegidas de la violencia, la anarquía y el crimen y si se les proporcionan oportunidades de educación y medios de vida”, dijo Egeland.

Miles de personas permanecen en el limbo y bloqueadas en la frontera entre México y Estados Unidos, donde los procesos de asistencia y refugio son extremadamente lentos. Los EE. UU. y México firmaron recientemente el acuerdo “Permanecer en México”, en el cual los EE. UU. podrán enviar a las personas a México mientras pasan por el proceso de determinación de la condición de refugiado. Este proceso puede tardar años debido a un retraso en el sistema.

El acuerdo se suma a los intentos de la actual administración del presidente Trump de construir un muro, pero los niños y niñas migrantes mueren bajo la custodia de los Estados Unidos y la crisis de separación familiar del verano pasado continúa. 75,279 personas fueron deportadas de México y Estados Unidos en 2018, según un centro hondureño para la migración: Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (CONMIGHO).


Nota para editores:

Director de País NRC – Christian Visnes
Disponible para entrevistas en español (GMT-5).

Secretario General de NRC – Jan Egeland
Disponible para entrevistas en inglés y noruego (GMT+1).

Para más información, por favor contactar:

Bogotá, David García
david.garcia@nrc.no
+57 31253062224

Oslo, Media hotline
info@nrc.no
+47 905 62 329
  Consulta el comunicado aquí

Últimas Noticias

1 Mar 2019

La educación reduce brechas en Colombia

Vive la Educación promueve el acceso a una educación de calidad para brindar oportunidades en igualdad de condiciones a niños, niñas y jóvenes en las zonas más apartadas.

20 Feb 2019

Centroamérica: ¿Cómo asistir en los lugares más violentos?

Las recientes caravanas de desplazados que huyen de Honduras, El Salvador y Guatemala demuestran que la situación de violencia ha convertido la vida de muchas personas en una constante lucha por sobrevivir en estos países.

5 Feb 2019

Prevenir es proteger

“Hablar de violencia sexual es un tabú en nuestra región. Estos talleres nos abren un espacio para sensibilizar a la comunidad, prevenir e identificar casos de los que no hablamos por temor” dice Carlos Ruiz, docente del corregimiento Santana Ramos en Caquetá, Colombia.

Derechos Respetados y Personas Protegidas