Búsqueda
MENÚ
Foto: NRC/Juan Carlos Suarez y Marinella Agudelo

Prevenir es proteger

Publicado 5 Feb 2019

“Hablar de violencia sexual es un tabú en nuestra región. Estos talleres nos abren un espacio para sensibilizar a la comunidad, prevenir e identificar casos de los que no hablamos por temor” dice Carlos Ruiz, docente del corregimiento Santana Ramos en Caquetá, Colombia.

Él es uno de los 75 docentes y 230 estudiantes de Caquetá que han participado del taller de protección contra la explotación y el abuso sexual del proyecto Vive la Educación.

El corregimiento de Santana Ramos está muy alejado de la zona urbana más próxima a 12 horas en vía rural y 3 horas de caminata adicional en tiempos de lluvia. Estar en un lugar remoto no ha evitado que sus habitantes vivan muy de cerca el conflicto armado.

“La vez que más tuve miedo fue cuando hombres armados pasaron al lado de mi casa. Yo estaba jugando con mi hermano y comenzaron los combates. Mi papá nos dijo que nos quedáramos quietos en la casa” así lo cuenta Samuel de trece años quien sueña con ser cantante y en los talleres aprendió sobre las distintas formas de abuso sexual que pueden ocurrir en su comunidad.

El conflicto armado también ha afectado la educación en Santana Ramos y aleja a los niños y niñas de su derecho a la educación “el último enfrentamiento afectó la escuela y eso ha marcado a los jóvenes y niños porque aún persiste el temor” recuerda el profesor Carlos.

Los niños y niñas que viven en los territorios más alejados y afectados por el conflicto armado se encuentran en mayor riesgo de experimentar violencia sexual en las escuelas o en su entorno, lo que puede ocasionar la deserción escolar. Por ello, el proyecto Vive la Educación fortalece a docentes y comunidad educativa para promover que las escuelas sean más seguras, incluyentes y libres de cualquier violencia basada en género.

“Como docente, lo más valioso fue aprender los cambios de comportamiento de los niños y niñas para identificar si están sufriendo una agresión sexual y así ayudarlos” cuenta la profesora Mónica quien resalta la importancia de lo aprendido para el bien de la comunidad educativa.

A través de la formación en protección contra la violencia sexual, también se espera fomentar el bienestar de los estudiantes para que puedan desarrollar todo su potencial en un ambiente educativo protector. Para Yennifer de quince años “es importante aprender sobre violencia sexual para que no le pase a uno mismo y explicarle también a la familia”. Después de su participación en los talleres, Yennifer ahora sueña con ser abogada, defender a las mujeres del maltrato y convertirse en parte del cambio de su comunidad.

Proyecto Vive la Educación

Vive la Educación es un proyecto que busca proteger el derecho a una educación de calidad para población vulnerable y afectada por el conflicto armado en los departamentos de Cauca, Caquetá y Nariño.

Este proyecto tes implementado por Save the Children y el Consejo Noruego para Refugiados (NRC), gracias a la financiación Global Affairs Canada (GAC).

Últimas Noticias

1 Mar 2019

La educación reduce brechas en Colombia

Vive la Educación promueve el acceso a una educación de calidad para brindar oportunidades en igualdad de condiciones a niños, niñas y jóvenes en las zonas más apartadas.

20 Feb 2019

Centroamérica: ¿Cómo asistir en los lugares más violentos?

Las recientes caravanas de desplazados que huyen de Honduras, El Salvador y Guatemala demuestran que la situación de violencia ha convertido la vida de muchas personas en una constante lucha por sobrevivir en estos países.

5 Feb 2019

Prevenir es proteger

“Hablar de violencia sexual es un tabú en nuestra región. Estos talleres nos abren un espacio para sensibilizar a la comunidad, prevenir e identificar casos de los que no hablamos por temor” dice Carlos Ruiz, docente del corregimiento Santana Ramos en Caquetá, Colombia.

Derechos Respetados y Personas Protegidas