Búsqueda
MENÚ

Es necesario proteger a las nuevas caravanas de Centroamericanos que huyen de la violencia

Publicado 10 Feb 2020

Muchos centroamericanos, a pesar de ser deportados en la frontera mexicana a principios de este año, se están embarcando nuevamente en un peligroso viaje en busca de seguridad.

“Fui deportado, pero decidí volver a huir. Trataré de llegar a los Estados Unidos tantas veces como sea necesario porque mi país no es seguro para mí», dijo Oscar, quien ha tratado de huir de Honduras, su país de origen, seis veces desde 2018 como consecuencia de amenazas de muerte.

Desde San Pedro Sula en Honduras han salido dos caravanas hacia México y los Estados Unidos en lo que va del año. Según informes, algunas personas que participaron de la última caravana, que partió el 31 de enero, ya habían estado presentes en la primera caravana que salió a principios de este año; esas personas habían sido deportadas.

“Algunos centroamericanos deben tomar decisiones imposibles; huir de nuevo bajo circunstancias peligrosas y correr el riesgo de secuestro, abuso o muerte a manos de grupos del crimen organizado o permanecer en sus países de origen y enfrentar la violencia que amenaza la vida y la pobreza extrema», dijo Dominika Arseniuk, Directora de País del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

Para evitar las estrictas medidas de seguridad fronteriza implementadas recientemente por Guatemala y México, bajo la presión de los Estados Unidos, las personas desesperadas ahora viajan en grupos más pequeños y dispersos a pie, en camiones y autobuses.

Con situaciones similares a las de un conflicto en sus países de origen, las mujeres embarazadas, menores y ancianos eligen emprender el peligroso viaje hacia México y los Estados Unidos una y otra vez. A lo largo de la ruta la población necesita comida, refugio seguro y asistencia médica, pero sobre todo necesitan protección”, dijo Arseniuk.

Los Estados están obligados a respetar el principio fundamental de no devolución descrito en el Derecho Internacional de los Refugiados. NRC, a través de su presencia permanente en el Centro para Migrantes Retornados en La Lima, Honduras, ha identificado y asistido a personas deportadas con necesidades de protección que han hecho parte de las caravanas.

“Nadie que necesite protección internacional debe ser deportado de regreso a Honduras o El Salvador, donde sus vidas pueden estar amenazadas directamente. Las autoridades de Estados Unidos y México deben garantizar, a las personas que huyen por su seguridad, el derecho de exponer su caso y solicitar asilo”, agregó Arseniuk.


Notas para el editor:
• NRC tiene portavoces disponibles para entrevistas en la región.
Aquí se pueden descargar fotos e historias para uso gratuito.
• Para obtener más información, lea la última actualización de NRC sobre la situación.


Hechos:

• La primera caravana del año 2020 salió de San Pedro Sula, Honduras, el 15 de enero. Rápidamente el número de integrantes superó las 4,000 personas. Para evitar las barreras de seguridad fronteriza, las personas viajaban en grupos pequeños y dispersos (hasta 20 o 30 personas), a pie, camiones y autobuses.

• El 31 de enero, otra caravana salió de San Pedro Sula. Aproximadamente 100 personas se reunieron en la estación de autobuses y partieron en pequeños grupos, principalmente a pie o solicitando apoyo de transportadores.

• Los informes de organizaciones basadas en las comunidades destacan que muchas personas en esta última caravana ya habían participado en la primera caravana a principios de este año y habían sido deportadas.

• Según las estimaciones de las organizaciones socias en Guatemala, las familias, los menores no acompañados, las personas LGBTI y las mujeres embarazadas representan al menos un tercio de los miembros de las caravanas.

• Las personas que huyen tienen una necesidad urgente de alimentos, albergue, asistencia médica, información y otro tipo de asistencia humanitaria básica.

• NRC está presente a través de socios humanitarios locales en la ciudad de Guatemala y Tecun Uman, que proporcionan kits de alimentos, agua e higiene, entre otras ayudas. NRC también está distribuyendo información sobre los refugios en la ruta y los procedimientos de asilo en Guatemala y México. En El Salvador, el equipo de NRC ha distribuido kits de hidratación en la frontera con Guatemala y ha identificado casos de familias con riesgos de protección que no pudieron unirse a la caravana. Estas familias recibirán apoyo.


Nota de contacto:

Para más información, por favor contactar:

In Bogota: David García, david.garcia@nrc.no +57 3214957209

Global: NRC media hotline, media@nrc.no +4790562329

Últimas Noticias

18 Mar 2020

Comunicación pública

Como consecuencia de la Pandemia de Coronavirus, la organización comunica que esta adaptando su atención a la población. Desde hoy y hasta previo aviso sólo estaremos brindando atención a la población a través de nuestras líneas telefónicas.

18 Mar 2020

Conoce algunos pasos para prevenir la propagación del Coronavirus.

¡Lávate las manos con frecuencia! Las manos son el primer transmisor del coronavirus. Lavarlas a menudo es la medida más importante para evitar el contagio. Tener las manos limpias reduce la propagación de enfermedades como COVID-19. ¡No te toques tus ojos, nariz y boca! Es fundamental evitar tocarte tu rostro sin haberte lavado las manos. […]

5 Mar 2020

Comunicación pública

En respuesta a la alerta de la ciudadanía sobre falsos ofrecimientos en nombre de nuestra organización, informamos a la comunidad en general que bajo ninguna circunstancia el Consejo Noruego para Refugiados (NRC) solicita recursos económicos o favores a cambio de la prestación de sus servicios.

Derechos Respetados y Personas Protegidas